MUSICA

jueves, 9 de octubre de 2008

Leyenda maya: Pec y Kakasbal

La gran cultura Maya, como muchas otras, construyó una mitología como un medio para explicar los fenómenos naturales que les rodeaban. Una vez establecida como religión, la mitología maya se llenó de diferentes personajes: unos buenos, otros traviesos y, por supuesto, los provenientes del inframundo (temibles y con muchísimas ganas de causar el mayor daño posible a la humanidad). Como en todas las religiones, las fábulas fueron utilizadas como el medio efectivo para transmitir valores y patrones de conducta .

La leyenda de hoy involucra a un temible personaje del inframundo, llamado Kakasbal, que era la suma de las malignidades:

"En el inframundo nació; en las tinieblas vio la luz; era el espíritu del mal a quien los mayas llamaban Kakasbal. Del centro de la tierra a la superficie subió. Sombra de sombras, su silueta se confundía con la noche, su voz con los vientos. A veces podía hablarle a una persona y hacerle creer que era su voz interna, su voz humana, cuando en realidad era una fuerza implacable que buscaba el sufrimiento y la separación de los hombres. Voz que se apoderaba de los hombres y los volvía violentos, malos, codiciosos, ambiciosos, imposibles de satisfacer. Kakasbal no tenía otra ocupación que ensombrecer corazones. El Kakasbal, es el mal que se metamorfosea. Puede hasta posesionarte del bien y a través de él hacer maldad, el Kakasbal se vale de todo y no tiene palabra, es el inventor del "juego sucio" y él si tiene mañas hasta para la muerte. Es el más horrible de los seres fabulosos mayas: monstruo peludo, posee cuernos y grandes orejas, incontables brazos y pies y garras de cuervo. Su cuerpo está formado por órganos de diferentes animales que se odian entre sí; sus ojos relampaguean y su voz es un sordo sonido gutural. Una serpiente o un lagarto suelen constituir su cola. Al caminar, deja tras de sí un desolado rastro de árboles destrozados y animales muertos. Su funesta presencia la perciben todos los sentidos a la vez, por lo que es aconsejable alejarse cuanto antes de sus dominios, para no respirar el vaho de su aliento ponzoñoso.
El Kakasbal es criatura de la noche y aborrece la luz del sol; en sus andanzas envenena las plantas, arruina las cosechas y provoca las pestes y las hambrunas. Es enemigo natural del hombre, cuya carne hace añicos con sus poderosos colmillos. A los niños pequeños los envenena para beberse su sangre. Posee
también el poder de adoptar diversas formas, y puede transformarse lo mismo en un obscuro pájaro del mal, que en un diminuto insecto o en un hombre perfectamente desarrollado. En cierto momento pudiera ser, de alguna manera, todos los seres que amenazan la solitaria existencia del hombre maya. (En : Roldán Peniche, Bestiario Maya).

Pero, con todo y que Kakasbal era en extremo astuto, poderoso y convincente, fue engañado por un personaje, a simple vista, indefenso, insignificante y humilde: el de la fotografía al inicio de esta entrada ("Pec", en maya, significa "perro")

El xoloitzcuintle es un perrito muy curioso: carente de pelo, excepto por la punta de la cola y, en ocasiones, por un flequillo, es una excelente compañía para niños por su caracter afable y su alto sentido de la lealtad. Es , una raza eminentemente mexicana que, en la época prehispánica, lo mismo era utilizado como compañía, que para acompañar ciertos ritos religiosos. Además, su carne era muy valorada y se sabe que, incluso los conquistadores españoles, llegaron a comerla considerándola muy sabrosa.
Este perrito mexicano estuvo, durante muchos años, en peligro de extinción por diferentes razones. En 1945 se adoptaron medidas para su protección, las que incluían, además de la prohibición para su comercio y tráfico ilegal, el tratar de preservar la raza evitando el "mestizaje" con otro tipo de perros. En la actualidad, aunque pocos, todavía hay un buen número de ellos y, lo que es más importante, un grupo de personas que se encuentran interesadas en mantener y conservar adecuadamente a estos animalitos.

"La palabra XOLOITZCUINTLI por sus raíces indígenas significa: XOLO(TL) – Deforme, raro, criado, esclavo, bufón, ITZCUINTLI- Perro del Dios Xolotl o su acompañante. El Dios Xolotl en el panteón Mesoamericano se representa con la figura entera o en partes de un perro, este Dios era hermano de Quetzalcoatl y se decía eran gemelos por lo que es considerado el Dios de los gemelos, de los animales y plantas que crecen dobles, también de los seres deformes o monstruosos. Quetzalcoatl representaba al día, la vida, lo conocido y Xolotl a la noche, la muerte y lo desconocido por eso este perro lo acompañaba.
En el territorio mexicano la primera manifestación encontrada de un perro fue en la Cueva del Tecolote en Huapalcaco, Estado de Hidalgo 3500 años a.C.. Y hay evidencias de que diferentes culturas mesoamericanas tuvieron contacto con perros; entre ellas los Tlaxcaltecas, Mayas, Zapotecas, Aztecas, por citar algunas. Fray Bernardino de Sahagún en el Códice Florentino escrito en los años 1500’s ya menciona a estos perros de la siguiente manera: “ Otros perrillos criaban que llamaban xoloitzcuintle que apenitas ningún pelo tenían, y de noche abrigábanlos con mantas para dormir. Estos perros no nacen así sino que de pequeños los untan con resina, que se llama óxitl (aguarrás), y con esto se les cae el pelo quedando el cuerpo muy liso. Otros dicen que nacen sin pelo en los pueblos que se llaman Teotlixco y Toztlan.” (Fuente: PERROS DE MÉXICO)
Algunas personalidades mexicanas, entre los que podemos nombrar a Frida Kahlo, Diego Rivera y Dolores Olmedo, tuvieron este tipo de perros como mascotas y los incluyeron en algunas de sus obras.


PEC Y KAKASBAL

Lec Ceh era un hombre malhumorado y de mal corazón. Tenía un perro al que continuamente maltrataba y casi no le daba de comer. Un día, después de darle una golpiza que casi le deja moribundo, Kakasbal se le aparece, para ofrecerle ayuda:

- Veo, querido Pec, que tu amo te golpea y maltrata constantemente- dijo Kakasbal, con malas intenciones.
-Así es-respondió Pec- me golpea si no consigue comida; si tiene sed y no encuentra agua, o cuando hace frío...
- ¡Y por qué no le dejas, entonces? Yo puedo ayudarte.
-Porque es mi amo y le debo fidelidad.
-Pero mereces una vida mejor. Anímate y yo te ayudo.

Así, estuvo Kakasbal insistiendo mucho rato, ante la continua negativa de Pec. Por esta razón, Kakasbal decidió esperar para, la próxima vez que Lec Ceh maltratara al perro, volver a hacer el ofrecimiento. No tuvo que esperar mucho tiempo pues, esa misma noche, regresó Lec Ceh furioso y, alegando que el perro se quejaba de sus malos tratos, lo tundió a golpes. Pec, dolorido y moribundo, se arrastró hasta una cueva a esperar la muerte, quedándose dormido. Cuando abrió los ojos observó como una luz roja que iba y venia de un extremo al otro de la cueva. Pensando que estaba en un lugar encantado, se asomó a la boca de la cueva, en donde se topó, nuevamente con Kakasbal quien, aprovechando la ocasión, volvió a ofrecer a Pec ayuda para librarse del amo.

Tanto insitió Kakasbal que el perro, por quitárselo de encima, accedió preguntándole que quería a cambio:

-Sólo dame tu alma- respondió Kakasbal como con desgano, como si realmente no le interesara.
- Muy bien pero ¿Qué me darás tú a cambio- preguntó Pec.
- Pide lo que quieras-

El astuto perro, entonces, le pide a Kakasbal un hueso por cada pelo que que pudiera contar en su cuerpo. Kakasbal comienza a contar pero, de cuando en cuando, Pec salta haciéndole perder la cuenta. Kakasbal enfurece y reclama, pero el perro explica que son las pulgas las que le hacen saltar. Así estuvo un largo rato, contando y volviendo a contar hasta que Kakasbal, comprendiendo la estrategia del perro, aburrido y molesto decide dejar de intentarlo, diciéndole al perro:

"Anda, regresa con tu amo, aprendí la lección:
ES MÁS FÁCIL PONER A UN AMIGO, CONTRA SU AMIGO, A UN HIJO CONTRA SU PADRE, QUE COMPRAR LA FIDELIDAD DE UN PERRO."

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No conocía nada de esta leyenda. Las antiguas culturas supieron explicar con misterios la naturaleza.

DRIADA dijo...

Bueno yo tampoco conocia nada de lo que cuentas y como es mucho para mis entendederas me ha gustado tanto que volveré a leerte con más calma.
Y En cuanto a lo que dices al cerrar tu escrito estoy totalmente de acuerdo y doy fe Yo que he tenido preciosos perros no me he sentido nunca tan querida como cuando ellos estaban junto a mi
Un abrazo

DRIADA dijo...

Bueno creo que ya te he leido lo que me faltaba ¡niña!! que escribes mucho y bien y yo no te alcanzo
Mas besos

Incombustible dijo...

Pedro: Es que siendo México un país tan grande y con un bagaje cultural tan amplio, es casi imposible conocerlo todo. No creas, con esto de los viernes yo también estoy aprendiendo mucho ... lo principal, a no estar tan pendiente del norte y poner los ojos por detrás de la frontera. Un beso

Incombustible dijo...

Mi adorada Driada, no sé si es que estoy en medio de un ciclo verborreico...pero habrá que aprovecharlo que luego, los ciclos en los que una se sienta y no se le ocurre nada, son más largos y penosos.
Un beso y gracias por estar siempre presente.