MUSICA

sábado, 3 de enero de 2009

Symbelmine y LA CASA DE LOS AZULEJOS

Después de dos días de estar tumbada en cama, para reponerme del ajetreo de las fiestas, entro al blog y me encuentro sus amables comentarios y, además, con un premio que mi querida Driada a tenido a bien compartir conmigo,a través de una entrada que me ha gustado mucho: "Symbelmine me lleva a Tolkien". Las reglas de este premio son: agradecerlo, mostrarlo, pasarlo a siete blogs que creamos merecedores, y notificarlo
Driada, en su entrada, consulta a su "tolkienista" particular, quien describe la Symbelmine como: "una flor que crece en un mundo de fantasía que creó un profesor de historia que se aburría del mundo monótono que le rodeaba y creó todo aquello que podía ser y era una vez atravesada la barrera de lo cotidiano". Cuando leí esta descripción, me vino a la memoria una hermosa canción, compuesta por Los Cuates Castilla, llamada " Flor Silvestre" y que creo puede ser el marco musical de este premio, especialmente en la parte que dice: "Siempre has sido mi esperanza". Y bueno, si este premio es para soñadores y para aquellos que se atreven a atravesar la barrera de lo cotidiano, entonces me va a resultar muy difícil seguir una de las reglas del premio, que es la de compartirlo con - sólo - siete personas... así que, emulando a Driada y a otros que han recibido la symbelmine...yo lo quiero compartir con todos ustedes. Sin embargo, también quiero puntualizar mi deseo de que lo reciban: Selma, Marcelo, Rafa, Cecilia, Pedro, Miriam, My, Aroa, Esmeralda, Migdalia, Elba, Lore, Soledad, Ernestto, Bubu, José Luis, Fritus (o Dany), Pande, y Pilar...porque cada uno de sus espacios se ha convertido, además del lugar para visitar y compartir con los amigos, en una tribuna desde donde la esperanza por un mundo mejor clama por ser escuchada. En estos días en los que algunos de nosotros hemos tenido la fortuna de estar en casa con la familia, el que levanten la voz por esa otra gente que está siendo diezmada por enfermedades, miseria, codicia o por la guerra, constituye un ejemplo de congruencia, solidaridad, gentileza y...¡humanidad! (que algunos parecen carecer de ella).
Y, si me lo permiten, también me gustaría darle este premio a dos amigas que, aunque no tienen abierto un blog, sé que lo están necesitando: Mi "tomadre" Lucha (recién operada) y mi querida Elvira "Diva", quien recientemente perdió a un ser querido...y las dos siguen regalando amor y humor.

En fin, gracias Driada, por compartir el premio y, con ello, hacer posible el compartirlo con más amigos.

Lo bueno de las entradas es que se pueden editar... hoy domingo, paseando por La Acequia de Pedro, me he enterado que uno de sus comentaristas (Cornelivs) está convocando a los blogueros para adherirse a un Manifiesto por la Solidaridad, que ha de traducirse en varios idiomas PARA PUBLICARSE EL 30 DE ENERO. Yo creo que iniciativas como ésta también son merecedoras de la Symbelmine, así que Cornelivs sería un honor que te llevaras este premio y lo compartieras con todos los que se adhieran al documento. Si quieren leer el Manifiesto, por favor pinchen AQUI.

Y, después del "discursillo" (jejeje) a la Leyenda que, ya de por sí, la estoy escribiendo tarde. Que la disfruten y feliz fin de semana a todos.

LA CASA DE LOS AZULEJOS

En el centro de la Ciudad de México, existe una calle que es, probablemente, de las más antiguas de la ciudad: la Calle de Madero.
Nacida, durante la Colonia, como calle de San Francisco (por ser ahí el lugar donde primero se establecieron los franciscanos), pronto fue bautizada, por la gente, como la Calle de "Plateros" pues, con el descubrimiento de las minas, fue ahí donde se ubicaron las platerías, en un intento por controlar el comercio de la plata y oro vigilando, al mismo tiempo, que estos artesanos pesaran correctamente los materiales con los que realizaban sus trabajos. Fue llamada "Madero" al término de la Revolución, como homenaje al presidente, soñador y mártir.

"En ella se encuentran el Templo de San Francisco, el Palacio de Iturbide, el Templo de San Felipe Jesús, la Casa de los Azulejos y la que fuera la Joyería La Esmeralda -hoy Museo del Estanquillo-, entre otros edificios y rincones" (Fuente: Machincuepa).

La Casa de los Azulejos, por muchos años ha sido el punto de reunión de intelectuales, artistas, políticos, turistas y habitantes de la Ciudad. Y es que el edificio es bellísimo y, además, es un lugar donde historia, mito, leyenda y anécdota se entreveran .

Fue construido en el siglo XVI, junto a la plazuela de la Guardiola, en terrenos que anteriormente habían pertenecido a Hernando de Ávila, después a Damián Martínez, que se la compró en 1550 en 5.000 pesos oro y luego a Diego Suárez de Peredo a quien se adjudicó la finca en 6.500 pesos oro tomando posesión de la casa y de la Plaza Guardiola el 2 de diciembre de 1596. Posteriormente Don Diego habría de heredarla a su hija Graciana Suárez de Peredo y Acuña quién contrajo matrimonio con Don Luis de Vivero y Luna Ircio, segundo Conde del Valle de Orizaba, en una condición deteriorada.

Uno de los mitos cuenta que Don Luis fue un joven de vida disipada, ocupado en dilapidar la fortuna de su padre , Don Rodrigo, quien le había reprochado por largo tiempo su vida mundana entregada a los placeres y una vez que se le hubo acabado la paciencia solamente le dijo: "Hijo recuerda el refrán: el que en gastos va muy lejos, no irá lejos, ni hará casa de azulejos". Eventualmente, el orgullo maltrecho de Don Luis lo obligó a corregir el camino y, trabajando con ahínco, logró reunir una fortuna y con la casa que había comprado a Diego Suárez de Peredo se dio a la tarea de probar la frase su padre. La mandó reconstruir y la revistió completamente de azulejos de colores blanco, amarillo y azul (algunos dicen que provenían de China).

Eso dice el mito, pero la historia da noticia de cómo la quinta Condesa del Valle de Orizaba, que durante su matrimonio vivió en Puebla, al morir su esposo en 1708, regresó a la Ciudad de México y para 1737 ordenó la reparación de su palacio, digna obra del barroco en la que el artista logró combinar los azulejos de manufactura poblana con el fino labrado de cantera de Chiluca (Estado de México).

A partir de esta remodelación y hasta nuestros días, el edificio es conocido como "La casa de los azulejos". Uno de los bellos trabajos que mandó hacer en azulejo la Condesa Graciana Suárez de Peredo fue el Escudo de Armas de su familia el cual se encuentra en el descanso de la escalinata que conduce al segundo piso y que reza el siguiente texto "Fuerza ajena ni le toca ni le sorprende solo su virtud le ofende". El resultado fue una casa de estilo único además de ser la más rica y hermosa de la ciudad. A partir de entonces los Condes vivieron allí.

En esta casa, Andrés Diego Suárez de Peredo, Conde del Valle de Orizaba, fue asesinado durante el motín de La Acordada. Cuentan que una turba entró a su casa, mientras Don Andrés bajaba la escalera y, uno de los amotinados, lo apuñaló hasta matarle. El asesino fue sentenciado a garrote vil.

Una leyenda, relatada por Don Antonio del Valle Arizpe, cuenta que en tiempos de la Colonia, dos hidalgos en sus carruajes se encontraron en el Callejón de la Condesa (llamado así porque en ese lugar se encontraba la cochera de la casa), iban uno contra el otro en ese lugar estrechísimo. Ninguno se quiso echar para atrás ni cederle el lugar al otro pues consideraban que eso humillaría su alto linaje. Afortunadamente la sangre no llegó al río, pero el orgullo y la paciencia se entablaron en una lucha singular: según la leyenda tardaron tres días ahí, hasta que el virrey (algunos dicen que fue el propio Conde de Orizaba) les ordenó a los dos que se fueran al mismo tiempo: los dos tuvieron que retroceder en sus carruajes.

En 1881, el edificio fue acondicionado para el Jockey Club. había salones de lectura, de descanso, salón fumador, sala de armas, comedores y billares. Los miembros del club departían y hablaban sobre carreras, charrerías y demás actividades que antes hacían en el hipódromo de Peralvillo. .

A principios del siglo XX, a un lado del Jockey Club, se instaló una farmacia, propiedad de dos hermanos estadounidenses, de apellido Sanborn, con la primera fuente de sodas que, con el tiempo, dio origen a la Casa Sanborns. Por su parte, Venustiano Carranza cedió este edificio a un sindicato, con lo que se convirtió en la Casa del Obrero Mundial. Después de la Revolución, en 1925, José Clemente Orozco pintó en la escalera del edificio su mural “Omnisciencia” por solicitud expresa de Francisco Sergio Iturbe, miembro de la familia que entonces era propietaria del palacio.

Posteriormente y después de haber sufrido un incendio, la casa fue remodelada, ampliándose las instalaciones para el Restaurante Sanborns, con tal cuidado en su nivel de detalles, que muy difícilmente alguien notaría que esa ampliación no pertenece a la construcción original.

Este Sanborns ha sido uno de los cafés más famosos de la ciudad, pues ahí, durante décadas, se han reunido los grupos de escritores, periodistas, filósofos, historiadores y artistas más sobresalientes del medio intelectual Mexicano. Ha sido nombrado en cuentos y novelas, así como ha servido de escenario en diversas películas y series de televisión. Entre algunos comensales famosos, podemos mencionar a Francisco Villa y a Emiliano Zapata (con su ejército) quienes, aunque no lo frecuentaban mucho, sí que llegaron a comerse sus enchiladas en ese lugar, ante el asombro de la gente "bien" de la época, escandalizada por ver a tanto "pelado sombrerudo en huaraches" (huaraches es el calzado, parecido a las sandalias, que pueden ver en las fotos de los grupos indígenas que aquí les he mostrado)

Les dejo estas fotos, para que conozcan el edificio y las riquezas artísticas que, desde 1931, son patrimonio nacional:



Hoy, lamentablemente, Sanborns, es una cadena comercial que forma parte del monopolio del infame Carlos Slim, ese mexicano que está a punto de quitarle el título de hombre más rico del mundo a Bill Gates...

11 comentarios:

SELMA dijo...

¡Mi Lupita, siempre tan generosa!
Me he apresurado a recoger el premio con tu enlace hacia tu "casa" pinchando sobre él, para tod@s l@s Amig@s Solidari@s va!

Y te vuelvo a desar un inmejorable 2009, para tí y tu hermosa Familia.

De tu mano he visitado la casa de los azulejos y me ha maravillado así como leer su historia... Si vinieras a la Península, en Portugal, en Obidos concretamente, te asombrarías de ver tantas casas con azulejos que las cubren de arriba abajo...Tienen muchas similitudes..

Una vez más Lupita, Gracias por deleitarnos con tus escritos y con tu cariño...

Muchos besos y apapachos de tu Hermana de allende los mares... Pero que te siente muy cerca...

Incombustible dijo...

¡Ay Selma! Si yo he sabido que, gracias a blogger, me iba a encontrar con personas tan maravillosas como tú, hubiera abierto este espacio mucho antes.

Gracias por los deseos, que sabes son ampliamente correspondidos.

No conozco Portugal, pero sí algunos lugares en España, me encantaría tener otra vez la oportunidad de viajar a la Península.

En algunas fuentes que consulté para lo de la Casa de Azulejos, decían que era como un crisol de diferentes estilos: francés, árabe, mexicano, español, etc. Y que la construcción recordaba a algunas casas en Sevilla...

Ojalá tengas oportunidad de visitar mi ciudad , para mostrarte lo que dicen es "la mejor vista del centro", que está precisamente en el bar de la Casa de los Azulejos.

Besos y apapachos, dobles, triples, cuádruples ...

amelche dijo...

Vaya, he empezado por tu primer blog y veo que tenía que haber empezado por este para dejarte el mensaje sobre el Manifiesto de Cornelius, ¡ja,ja! Bueno, ya me cuentas por e-mail, que te he mandado uno.

Incombustible dijo...

Ahora voy a ver el correo , jejeje

Y bueno, tienes los brazos abiertos para visitarme en éste y todos mis blogs jeje
Un beso

Cornelivs dijo...

Muchisimas gracias por tu visita a mi blog, por tu apoyo, por tus animos, y por tu adherencia a esta buena causa.

Infinitas gracias igualmente por el precio symbelmine. Hace poco me lo otorgó otro bloguero; pero a la mayor brevedad lo colgaré en mi blog de nuevo, haciendote especial mención.

Gracias y un abrazo...!

Cartas que nunca escribí dijo...

Mi corazón hermoso, mi Incombustible amiga, Lupe...gracias por tus palabras, pasar y por el presente que me das, no sólo por este hermoso regalo, si no por tu amistad.

Me lo llevo , gracias y sí, es posible lo de las vidas paralelas.

Besos.

Versos complicados dijo...

Mi admirada Lupe, Incombustible amiga. Gracias por el presente, por el regalo, por ser un ser tan especial.
Te deseo lo mejor del mundo en este año y en todos los años de tu vida.
Gracias infinitas y me llevo tu regalo, con todo mi afecto.

Besos,
Migdalia

Incombustible dijo...

Cornelivs, no tienes nada que agradecer, lo mereces por la inciativa y, además, por la maravillosa respuesta que has logrado con ella. Si existieran más personas como tú, el mundo sería más bello.
Besos mexicanos

Incombustible dijo...

Esme, amiga: si es que no hago más que corresponder a lo mucho que nos das en todas y cada una de tus cartas y comentarios. Es un pequeño homenaje a nuestra amistad.
Besos hermosa

Incombustible dijo...

Migdalia:

Gracias por los buenos deseos que, además, son ampliamente correspondidos.
Me alegra mucho que te guste el regalo y que sepas que yo también pienso en ti como un ser especial, de los que hay que conservar para iluminar el día

Lore dijo...

mil gracias lupita! :---)
y un felicisimo 2009 para ti...que sea un año llenito llenito de amor y paz, bonita...
un besucón catalán cibernético!
lore