MUSICA

lunes, 30 de marzo de 2009

Un pintor, un payaso y un publicista

EL HOSPICIO CABAÑAS

Declarado Patrimonio de la Humanidad, en 1997, el edificio que alberga la Sede del Instituto Cultural Cabañas guarda, además de una muestra de elegancia arquitectónica y un ejemplo del muralismo mexicano, grandes momentos de la historia de México: «A principios del siglo XX, la capilla fue decorada con una serie de magníficos murales, hoy día considerados como piezas maestras del arte Mexicano. Estas son piezas de José Clemente Orozco, uno de los grandes muralistas Mexicanos de ese periodo: »

La historia de este bellísimo edifico comienza en la época colonial, con la llegada del obispo Juan Cruz Ruíz de Cabañas y Crespo, a la capital de la Nueva Galicia. El Obispo planeaba crear un insituto o albergue para huérfanos, ancianos, desamparados y discapacitados que también funcionara como taller de aprendizaje. Para ello, elige a uno de los mejores arquitectos del mundo: Don Manuel Tolsá.

Tolsá nunca llegó a Guadalajara, pero se dice que él diseñó personalmente la cúpula de la nave principal; supervisó el proyecto completo y recomendóa uno de sus hombres de confianza- José Gutiérrez- para que fuese llevado a la Ciudad y se encargara de los trabajos de edificación.

La construcción del edificio se inició en 1805 y cinco años más tarde, aún sin terminar se abren las puertas para los primeros huérfanos en la "Casa de la Misericordia", como se le llama entonces, convirtiéndose en un notable complejo, único en su tiempo, al incorporar en su diseño características específicas que satisfacían las necesidades de sus ocupantes.

Durante el movimiento de Independencia (1810), sus ocupantes fueron desalojados, para convertirlo en ciudadela, con el consecuente deterioro y maltrato. En 1829 es recuperado para la labor caritativa , objetivo de su edificación. En 1845 se termina por completo la construcción, tomando entonces el nombre de Hospicio Cabañas, en honor a su fundador. En 1853, la administración es encargada a las Hermanas de la Caridad, misión que fue cumplida hasta 1874, cuando fueron expulsadas del país por el presidente Lerdo de Tejada.

A partir de esa fecha, la administración pasa al gobierno mayoritario de señoritas, hasta 1894 cuando se conforma una dministración integrada por viudas, nombradas todas por el gobernador del estado.

A pesar de que el clero suspendió toda ayuda al Hospicio (como represalia a la expulsión de las Hermanas de la Caridad), para 1910 la institución sostenía, en buenas condiciones a 672 internos (bebés, párvulos, adolescentes y ancianos). Durante la Revolución, sin embargo, volvió a sufrir la invasión de los ejércitos, sosteniendo su labor caritativa muy precariamente.
Pasado el movimiento, el hospicio siguió funcionando hasta 1980, cuando cierra sus puertas, para su restauración y los niños albergados son trasladados a nuevas instituciones.

En 1983, abre, nuevamente , sus puertas, para ser la sede del Instituto Cultural Cabañas, cuyo objetivo es la promoción y la difusión de la cultura, así como la continuación de la obra caritativa que tenía al principio (actualmente, el Hospicio se encuentra ubicado en otro edificio). «Hoy los 23,447.90 m². que lo conforman estan distribuidos entre 23 patios, 72 pasillos, dos capillas, una sala de cine y 106 cuartos donde se realizan importantes exposiciones de pintura, escultura, fotografía e instalación, además de clases de arte a la población en general

EL PINTOR: JOSÉ CLEMENTE OROZCO

“oLa forma más alta, más lógica, más pura y fuerte de la pintura, es la mural. Es también la forma más desinteresada, ya que no puede ser escondida para beneficio de unos cuantos privilegiados. Es para el pueblo. Es para todos”.

José Clemente Orozco

Llamado el «Goya Mexicano», por la fuerza y dramatismo de su pintura, así como por ser un fiel vocero de los acontecimientos de su tiempo. José Clemente Orozco fue , junto con Diego Rivera y Alfaro Siqueiros, precursor y gran exponente de uno de los movimientos plásticos nacionales que, después, tuvo eco en todo el mundo: el Muralismo Mexicano.

Orozco revolucionó la técnica y el estilo de la pintura en latinoamérica, rompiendo con el academicismo reinante, al mismo tiempo que integrando las tendencias europeas del momento. Su vasta obra puede ser admirada tanto en México, como en el extranjero. Sin embargo es, en los muros y techos de la Capilla del antiguo Hospicio Cabañas, donde se encuentra quizá lo más emblemático de la obra de este pintor, nacido en Zapotlán (Jalisco).

Esta obra descomunal, realizada entre 1938 y 1939, consta de 53 murales, divididos en catorce tableros, ocho pequeñas bóvedas y la enorme cúpula. En total, Orozco pintó 1250 mts cuadrados de murales al fresco.
«Bajo el título general de “La Humanidad”, “La conquista española” y “El hombre en su afán de superación”, desarrolla desde escenas de la cultura precolombina hasta metáforas de los hombres mecánicos contemporáneos. La obra de la cúpula, también conocida como “El hombre en llamas”, que impresiona por su perfección plástica y su increíble perspectiva fue pintada sin retirar jamás los andamios, guiándose por apuntes, en un arrebato de improvisación creativa inimaginable.»

José Clemente Orozco murió en la Ciudad de México, y sus restos se encuentran en la Rotonda de los Hombres Ilustres , honor que por primera vez se dio en México a un pintor.

Aquí les dejo una muestra de la arquitectura del Hospicio, y de los murales en su capilla:

Enlaces:

BIOGRAFIA OROZCO

MURALISMO MEXICANO

EL PAYASO: FIRULAIS

Entrañable personaje de la alta alcurnia tapatía, cambió el lujo y la riqueza por una vida bohemia que lo llevó a convertirse en payaso callejero.

Firulais nació en 1907 y su verdadero nombre fue Federico Ochoa Ochoa. Provenía de una familia adinerada, dueña de ingenios azucareros en Jalisco y Michoacán, y descendientes de capitanes y conquistadores, emparentados con la antigua aristocracia virreinal y rural de Jalisco.

Firulais fue, desde joven, de caracter inquieto . Estudió en Europa y los Estados Unidos aprendiendo, en estos viajes, a hablar varios idiomas. En su juventud, fue un gran calavera quien, junto a una pandilla de amigos irresponsables, dilapidó la fortuna familiar (amasada por 10 generaciones, durante 300 años).
Realizó una breve incursión en el mundo de los toros, el teatro y el matrimonio y, ya maduro, se dedicó a tiempo completo a la representación de payaso, con cara enharinada y ropa de mojiganga.

«El apodo le vino de un día que paseaba con dos de sus primos por la calle, se les vino de pronto encima y a toda carrera un perrito que escapaba de una casa; tras él, desolada, su dueña; una chiquilla que le gritaba “Firulais”, ven “Firulais” toma, “Firulais”. Federico se embobó con la muchacha y los primos cazaron al vuelo la broma y guasones le dijeron a Federico “ándale Firulais te hablan”, entonces Federico adoptó el nombre del perro para él».

Vagabundo, pícaro y casi mendigo, como los personajes de la picaresca española, Firulais se dedicaba a hacer reír y a fustigar, con humor, a la sociedad en la que vivía. Terminó sus días, sentado en una silla de ruedas, en los portales del centro de Guadalajara haciendo reír a los niños tapatíos


EL PUBLICISTA: POLIDOR
(perdí la fuente, ustedes disculpen)

Polidor, que se llamaba José Francisco López, era un individuo bajito y delgado, cuyo trabajo consistía en anuncios hablados. En las tiendas que había baratas o realizaciones, estaba en la puerta del negocio, muy elegante y armado de una gran corneta de hoja de lata, gritando con ganas; otras veces, andaba andrajoso; eso quería decir que no tenía trabajo por el momento, y otras vestido de niño, de pantalón corto, con piernas peludas por algún barrio, anunciando que algún niño se había extraviado.

Cuando vinieron los aparatos de sonido, Polidor se derrumbó; entonces, espontáneamente hacía propaganda a la puerta de alguna negociación, en busca de su propina. Al final, caminaba por los portales con la ropa raída, sucio y con la bocina llena de abolladuras, aceptando alguna ayuda del transeúnte.

Polidor inició su carrera de publicista, cuando vino a esta ciudad la compañía de teatro de Don Jacinto, en ese entonces lo contrató, a pesar de no saber leer ni escribir, pero sí con memoria privilegiada, y con bastón, recitaba en las esquinas partes de la obra "Los intereses creados", como propaganda; seguramente le gustó el oficio y haciéndose de su inseparable bocina, continuó con ella hasta su muerte.

Anunciaba en La Casa Perico, que realmente se llamaba Casa Aguilar, pero así se le conocía a este negocio, porque para su promoción, bailaba un señor vestido con un gran disfraz de perico. Vendían calzado y estaba a espaldas del templo de San Agustín, por la calle de Pedro Moreno. Vendían también sillas de montar y fajas. Había también un caballo de cartón muy grande, tamaño natural.

Polidor también se paraba en la esquina de Las Fabricas de Francia (gran tienda departamental) y muchas veces de una manera espontánea, le decía a las muchachas versos.

También frecuentaba una tienda llamada La Golondrina, que estaba ubicada en la esquina de Garibaldi y Venustiano Carranza, donde acostumbraba pasar por las tardes y platicar con la dueña, doña María Sanmiguel, a quien todo el barrio conocía por Mariquita.

Nació en Los Reyes. Sinaloa: anduvo con las fuerzas de Heraclio Bernal, casado con Isaura Graciano, con la que tuvo cinco hijos; murió en la Cruz Roja de Colima, de más de noventa años, encontrándole en el forro de su saco, ochenta mil pesos.
__________________________________________________________

SEGURAMENTE YA LOS TENGO CANSADOS CON EXCUSAS, PERO EN REALIDAD ESTOY CON MUCHAS COSAS ENCIMA. ES POR ESO QUE, ABUSANDO DE SU GENTILEZA, LES PIDO ME TENGAN PACIENCIA QUE YA IRÉ VISITÁNDOLOS EN SUS ESPACIOS CON MÁS FRECUENCIA.

BESOS A TODOS

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me asombra tu capacidad para reunir información sobre todas estas cuestiones. Lo que aportas hoy llenaría varias entradas. Además, en este caso, no tenía ninguna referencia sobre nada de esto. Mil gracias por ello y no te preocupes: todos andamos con la vida muy complicada.

Lore dijo...

definitivamente eres "incombustible"...cuanta información!
¿todo eso lo sabés ya, o lo investigas para la entrada? ...menudo cerebrín!
;---)
en fin, como siempre, me diste a conocer personajes e historias que desconocía...
y de lo de visitar poco, que sepas que a mi me pasa como a ti..."mal de muchos, consuelo de tontos" que como dice pedro, todos andamos con la vida complicadilla...
un besito bonita!
lore

Selma dijo...

Mi Lupita, me dejas pasmada ante la información, interesante y extensa que nos ofreces en cada una de tus Entradas, siempre elijo un momento de tranquilidad y sosiego para venir a leerte con todo detenimiento...
No sufras por tus visitas a Blogs, sabemos donde encontrarte, eso es lo importante..
Apapachos y besitos cariñosos mi Hermanita Mexicana.

Incombustible dijo...

Gracias Pedro, Lore y Selma

Las leyendas van siendo extensas, primero por que mi naturaleza se inclina a los "ladrillos" jejeje. Pero también porque anfdo con poco tiempo para actualizar el blog, así que mejor dejo una entrada extensa para que puedan, si apetece, leerla en varias visitas.

Y bueno, algunas de las cosas que escribo las conozco en diferentes niveles: ya sea porque tenga información de primera mano (visitando o leyendo sobre los lugares que les platico), o porque alguien me lo haya contado. Y como soy bastante obsesiva con eso de apegarme, lo más que puedo, a la realidad, me pongo a investigar para no dar información incompleta.

En fin, que esta seman me he saltado la leyenda, pero la colgaré en cuanto pueda.

Besos a los tres

magnolia dijo...

tu manera de escribir hace que quieras ir ya a los lugares que describes.

un beso

DRIADA dijo...

Un rato para leerte y como siempre mucho y bueno.
Un abrazo

Anónimo dijo...

La informacion sobre polidor no esta completa y parte de ella esta mal, polidor era parte de nuestra familia

Maria Guadalupe Munguía Tiscareño dijo...

Anónimo: lolamento muchísimo. Si me hace favor de decirme cuál es la corrección que debe hacerse lo haré de inmediato. Muchas gracias