MUSICA

martes, 4 de noviembre de 2008

Dieciocho, nueve, cuarenta y treinta

Números, todo son números:
18:45 , la hora.
9 muertos (seis en la avioneta, tres en tierra).
40 heridos.
30 coches destruídos.
1 mensaje a la Nación (de Calderón).
2 horas, las que pasaron desde el accidente hasta ver cientos de páginas en internet, informándolo.
Cientos de personas, miembros del ejército y de seguridad pública, acordonando la zona y el aeropuerto desde donde despegó la nave
Miles de rumores y especulaciones.

Y sólo dos nombres: Juan Camilo Mouriño (Secretario de Gobernación) y José Luis Santiago Vasconcelos, alto funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública.

CERO INFORMACIÓN SOBRE LOS CIUDADANOS QUE FALLECIERON Y SOBRE LOS QUE ESTÁN HERIDOS.

Me van a disculpar, que sé que cualquier vida humana es valiosa y que la muerte de altos funcionarios trae consecuencias políticas importantes, pero....

Mis condolencias para todos (sí, para todos) los familiares de quienes se vieron afectados por la tragedia.

6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Aquí también llegaron las noticias. Mis condolencias a los familiares.

Marcelo dijo...

acabo de eleerlo por internet. Y tienes razón, hay vidas que parecen que valen más que otras. Por aquí es igual de injusto.
Un beso

Miriam dijo...

Los horrores llegan así de repente y sin explicación, y arrasan, lastiman, duelen mucho.
Que Dios se apiade de sus almas y que descansen en paz...
Son mis deseos
Miriam

SELMA dijo...

Hay muertos de primera, de segunda categoria... Y otros muchos, anónimos para ellos mi pesar y mi sentir...

Un beso Niña Linda.

JL Martínez Hens dijo...

Cuanta razón tienes. Si no fuera por lo que comentas no sería probablemente ni noticia.

Incombustible dijo...

Muchas gracias, amigos, por sus comentarios. La verdad es que, amando mi ciudad como la amo, hay veces que no sé qué carambas hago aquí...especialmente cuando pasan este tipo de situaciones.

Un beso para todos y nuevamente muchas gracias