MUSICA

viernes, 19 de diciembre de 2008

Cuetlaxochitl: Una leyenda navideña, para Dríada

Originaria de México (concretamente de los estados de Morelos y Guerrero) la Cuetlaxochitl, o “flor de pétalos resistentes como el cuero", para las culturas mesoamericanas era un símbolo que representaba la nueva vida, de los guerreros muertos en batalla, pues se creía que éstos regresaban a la Tierra en forma de colibríes a libar la miel de la flor.
"También significaba la pureza de la sangre sacrificada al astro rey para renovar su fuerza creadora, que haría que el universo entero siguiera su marcha, y los sacerdotes la contemplaban antes de sus ceremonias. Para muchas culturas, el color rojo ha sido referencia de la renovación de la vida y del renacimiento del Sol durante el Solsticio de Invierno. Entre los pueblos mesoamericanos, particularmente los nahuas, el cultivo de plantas tenía gran importancia y prueba de ello son los espléndidos jardines botánicos de Oaxtepec y Chapultepec, que maravillaron a los españoles." (Fuente: TERRA)

En México, la Cuetlaxochitl (cuetlasóchitl) es también llamada Sijoyo, Catalina, Flor de Santa Catarina, Flor de Fuego, Flor Bandera, Flor de Pascua o Nochebuena .
Fuera de México, es conocida como : Hoja Encendida (Centroamérica); Corona de los Andes (Chile y Perú); Estrella Federal (Argentina); Flor de Navidad (Venezuela); Poinsettia (en países angloparlantes).
Durante la época prehispánica, los aztecas usaban el jugo lechoso para elaborar una medicina contra la fiebre, la erisipela y algunas otras enfermedades de la piel y, el extracto de las hojas, para teñir de escarlata artículos de cuero, telas y cosméticos. También fue utilizada por el médico español, Francisco Hernández, para aumentar la leche de las mujeres que amamantan. Ha sido ingrediente de sopas y ensaladas (cada )vez menos, por el peligro de los fertilizantes utilizados para acelerar su crecimiento).
El nombre científico de la Flor de Nochebuena es Euphorbia pulcherina, que quiere decir "la más bella". Crece en forma de arbustos de hasta seis metros de altura. Existe en estado silvestre en Guerrero, Chiapas y Oaxaca, pero se cultiva en otras partes del país, siendo Xochimilco el principal centro productor.
Los supuestos“pétalos” de las grandes flores rojas son, en realidad, hojas modificadas, llamadas brácteas, que se encuentran alrededor de las verdaderas flores, las cuales se agrupan en inforescencias, conformando un pequeño grupo de bolitas amarillas al centro. La flor es realmente diminuta.
"Como resultado de las noches más largas de invierno, estas hojas brácteas se tornan de un color rojo vivo, por lo que se dice que “florecen” durante los meses de noviembre y diciembre, y en algunas partes hasta el mes de enero. Su plenitud ocurre alrededor del 24 de diciembre, es decir, la Nochebuena y de ahí derivaron su nombre los misioneros cristianos. La Flor de Nochebuena, que en todo el mundo se asocia con la Navidad, se empezó a usar para las fiestas navideñas durante el siglo Diecisiete, en Taxco, Guerrero. Un grupo de monjes franciscanos que había llegado al lugar las recolectó en los campos cercanos, donde crecían en forma silvestre, para enmarcar una procesión conmemorativa de la Natividad, llamada Fiesta del Santo Pesebre, iniciando así una tradición en la localidad.
Durante la Colonia, los mexicanos comenzaron a usarlas para engalanar sus nacimientos, adornar las iglesias y formar guirnaldas decorativas. Desde entonces, la Cuetlaxóchitl ha estado ligada a la Navidad en nuestro país" (Fuente: Conti González Báez).

Joel Robert Poinsett, primer embajador de Estados Unidos en México de 1825 a 1829, quedó prendado de la belleza de nuestra Cuetlaxochitl por lo que, una vez terminada su misión diplomática, se llevó algunos ejemplares a su casa en Carolina del Sur y envió ejemplares y semillas a horticultores amigos suyos y a muchos jardines botánicos de Estados Unidos y Europa. Se dice que, para agradecer la labor de difusión de esta flor, se le puso el nombre de Poinsettia. Lo que no se dice es que, el Mr. Poinsett , en 1828, se aventó la puntada de registrar la flor con su nombre y vender la patente a la empresa Paul Ecker Ranch de Encinitas, California (¡Ah, los vecinitos, de nuevo!)

Actualmente, la Cuetlaxóchitl original se encuentra en grave desventaja con las especies derivadas de la manipulación genética: Mientras la planta mexicana original puede crecer, en arbusto, hasta alc
anzar de tres a seis metros de altura, las plantas híbridas son cultivadas especialmente como "adornos" cómodos, es decir, los que tienen el tamaño adecuado para una maceta. Para los consumidores puede ser conveniente pero, para México, resulta un muy mal negocio pues solo unas pocas variedades pueden ser cultivadas y vendidas, sin que esto resulte en pago de "regalías". (Ver: NOCHEBUENAS PATENTADAS)

Una pena, verdaderamente, porque además de poner en riesgo a los pequeños agricultores mexicanos, también está
aquello del permanente robo de nuestras riquezas naturales...

LA LEYENDA

Además del significado para los pueblos prehispánicos, que les escribí al principio de esta entrada, encontré dos leyendas relacionadas con la Cuetlaxochitl. No sé precisar a qué época pertenecen, ni de qué lugar provienen, pero les cuento las dos versiones.
La primera versión habla sobre el encargo que le hiciera el párroco de su pueblo, a una humilde mujer, de tejer una nueva manta para cobijar la imagen del "Niño Jesús" el 24 de diciembre. La mujer, sintiéndose honrada, acepta el encargo, pero pocos días después enferma imposibilitando cumplir lo que había acordado. La hija de tan solo diez años, de la frustrada tejedora, intenta ayudar a su madre, pero solo consigue enredar los hilos. Una vez cumplido el plazo, la pequeña se dirige a la parroquia, angustiada, pero se esconde detrás de un arbusto, a llorar, porque no había podido cumplir el compromiso de la madre. Entonces se le aparece una anciana (otra versión dice que un ángel) y le dice que no llore más, que corte las ramas del arbusto donde está escondida y los lleve al altar. La niña, perpleja, obedece y, cuando coloca las ramas en el altar ve con sorpresa que, de los tallos, han florecido "estrellas de navidad". Al salir de la parroquia observa, atónita, que todas los caminos y casas del pueblo, están adornados con las mismas flores que brotaron de los tallos depositados en el altar.

La segunda versión es la que quiero dedicar a Dríada, una buena amiga de este blog quien, ayer 18 de diciembre, festejó su cumpleaños. De paso, agradecer a Ambrosía y a Pequeña Saltamontes, por incluirme en uno de esos maravillosos "complots" blogueros, que, si gustan, pueden leer aquí:

Mi querida amiga dice que ella es .."sólo una maestra"...
los que la conocemos sabemos que es el tipo de maestras que el mundo necesita con urgencia.


Cuando Dios creó la naturaleza en la Madre Tierra, les pidió a las plantas que crearan sus mejores flores para entregar al mundo y que cada una seleccionara las estaciones del año para su nacimiento. También les pidió que siempre dieran a todo aquel que las tomara en sus manos y en su vida, lo mejor de ellas: belleza, amor, armonía y sabiduría.

Cierto día, Dios vio que una planta en especial desde el momento de su nacimiento daba todo lo más sagrado que se encontraba en su esencia, con el fin de ser elegida por los humanos para llevar a sus vidas la belleza, amor, armonía y la sabiduría que su creador le había entregado como misión, pero, por más que se esforzaba por ser elegida, no se paraban ante ella para admirarla.

Nadie la apreciaba pues su flor era muy pequeña y sus hojas muy grandes; esto la entristecía. Sin embargo no dejaba de luchar por ser feliz, aun cuando ningún hermano la quería.

Al ver esto, Dios fue hasta la planta y le dijo: “Veo que eres muy hermosa y que realizas tu misión con mucho amor aún cuando tu belleza no es valorada, sin embargo, luchas por ser feliz dando tu amor incondicional a tus hermanos pues sabes que lo necesitan. Por eso te voy a dar mi sangre". Cuando la depositó en sus hojas, se transformaron en el rojo más hermoso que existe, y así se convirtió en la flor más bella, que florecería además en la época más importante de la Tierra, en la navidad, para ser la representante del amor y la esencia divina del universo.

Desde aquel momento la planta de flor pequeña y de grandes hojas se transformó en la bella Flor de Nochebuena, haciéndola la más representativa del nacimiento del amor y la esperanza en el mundo.

Así, la flor de Nochebuena cumple con la misión que Dios dejó con su sangre en sus hojas: amor y esperanza para todos en la Tierra.

6 comentarios:

Miriam dijo...

Hay amiga!!! que lindo todo esto!!!Así como la leyenda es nuestra Dríada, ella brilla y dá por amor, sin esperar nada...
Y tu como siempre encuentras las palabras justas para homenajear a un amigo.
Tu también eres especial, y yo te quiero muchisimo!!!
La función de tu sobrina fué todo un éxito y he disfrutado uno de los momentos mas lindos de mi vida, casi tan lindo como verla salir de mi vientre.
Ya te llegará un regalo y verás...
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué maravillosas leyendas para felicitar la Navidad y tener esperanza en la regeneración del mundo y los seres humanos.

DRIADA dijo...

Bueno niña Lupe has conseguido que me vuelva a emocionar . Por pensar en mi al hablar de ... espera que miro su nombre Cuetlaxóchtil, que preciosidad de nombre el de la flor de Nochebuena Nada nada de esas dos preciosas leyendas que cuentas sabia yo Eres un pozo de bellas historias .Que maravillosa TIERRA la tuya Lugares asi tan hermosos y tan bendecidos por la Madre Tierra deberian ser templos de la humanidad Que pena que sean maltratados el ser humano algún dia pagará caro su falta de respeto a La PACHA MAMA.
Un abrazo

Incombustible dijo...

Me alegra Mucho que les hayan gustado las leyendas de esta entrada. Yo soy una especie de "Grinch ligth" en esto de la época navideña: me escandaliza, verdaderamente la incongruencia entre dispendio e indiferencia. Pero disfruto mucho cuando la gente es feliz con un detalle y el caminar ligero que tienen en estos días.

Dríada: Yo creo que los homenajes a la amistad incondicional se quedan siempre cortos. Pero lo que importa es la intención: mostrar el cariño, respeto y admiración que sentimos por nuestros amigos...aunque no se encuentren cerca de nuestro entorno geográfico (del físico sí porque los llevamos en el corazón). Lo de la tierra pues pasa un poco así, que damos por sentado cosas que deberíamos cuidar para seguirlas disfrutando. Y luego viene algún listillo y se hace rico con esos regalos que la naturaleza nos brinda a todos.

Pedro: Religiones aparte, de lo que se trata precisamente es de lo que has dicho...celebrar la capacidad humana de amarnos, como ciudadanos del mundo que somos. Y, desde luego, de tener esperanza en que, no importando las circunstancias, siempre podremos encontrar un espíritu generoso...en cualquier lugar del mundo.

Miriam: Yo, y creo lo sabes, también te quiero mucho y cada vez que abro mi blog y busco en la barra lateral, lo que escriben mis amigos, me parece que el mundo es menos frío y egoísta gacias a las palabras de todos ustedes.
Me alegra mucho el éxito de mi sobrina y más todavía que te haya hecho sentir orgullosa...a final de cuentas de esos se trata con los hijos: del amor incondicional que les permite desplegar las alas y volar. No puedo esperar para verla ¿Por qué habrás tomado video no?.

En fin, que muchos besos a todos ustedes, a sus familias y a toda esta familia internacional que vamos formando a través de la red.

¡Ah! Y muchísimos apapachos

SELMA dijo...

¡Lupita mi Niña linda! Eres realmente una Buena Amiga de tus Amig@s Y Driada puede estar feliz de tenerte entre ell@s y se lo merece, se merece una Entrada tan linda...
Realmente ahora que viene el tiempo de regalar esta Planta flor de Cuetlaxóchitl, la miraré con otros ojos, los del cariño y de saber su origen y todo gracías a tí...
Hoy mis besos y apapachos para tí tienen este color y este calor que emana de aquí y que llega... llega...

Incombustible dijo...

Gracias Selma... por el cariño que, también, emana y llega desde tu Jaima.