MUSICA

viernes, 18 de julio de 2008

Consejos para reforzar tu mediocre interno

El innovador tiene, como fuertes enemigos, a todos aquellos a los que les ha ido bien con lo viejo y tibios defensores entre los que les puede ir bien con lo nuevo. Germán Castaños
Ser mediocre es una cualidad que muchos, a través del tiempo y de la práctica, logran elevar a la categoría de arte. Después de todo, no es sencillo disfrazar de prudencia y racionalidad, nuestros temores más profundos o nuestra incapacidad para reconocer el éxito en los otros. Como todo en la vida, la mediocridad necesita ejercitarse, especialmente si queremos proyectarla en los demás, pues hay que recordar que, para que un mediocre brille, debemos eliminar a todos aquellos que intenten salirse de la norma y cometan la osadía de hacernos quedar mal.

Por lo tanto aquí van unos consejos, para reforzar nuestro mediocre interno, basados en el adagio japonés que dice "El clavo que sobresale, recibe un martillazo":
  1. Cuando te presenten una idea, especialmente si suena razonable o brillante, no la evalúes: juzga y prejuzga bajo la lupa del temor al cambio
  2. Restringe cualquier posibilidad de que la idea y, especialmente, la persona que la propuso tenga éxito. Esto se puede hacer mediante frases lapidarias, la indiferencia o los obstáculos actitudinales. Si , además, lo haces a sus espaldas, teniendo cuidado de allegarte de cómplices que te absuelvan, el éxito será seguro.
  3. Compite, pero a la mala: roba las ideas , los contactos y los medios. Si te descubren, siempre habrá manera de echarle la culpa a otra persona.
  4. Siempre que sea necesario ( y esto es siempre) utiliza la buena fe de los innovadores: el chantaje y la culpa son dos armas mortales que garantizan el éxito.
  5. Toma mucho calcio...esto te garantiza una pierna fuerte con la que poner zancadillas a cualquiera que se atreva a ser mejor que tú.
Frases "lapidarias" que funcionan :
  • Yo sé que tienes muchas ideas, pero aquí seguimos una línea.
  • Siempre lo hemos hecho de esta manera y funciona correctamente
  • Sí, pero....
  • Lo llamaré después
  • Debemos llenar formularios y seguir el proceso
  • Si no está roto ¿Para qué arreglarlo?
  • Eso no funciona . Eso es imposible. Eso es ridículo. Eso no puede hacerse . Eso nunca funcionaria aquí .
  • Seamos serios
  • Esa es una idea absurda ¿Donde está lo original de eso?
  • ¿Como puedes ser tan tonto?
  • Pareces un niño
  • Yo no voy a hacer el ridículo . Qué pensarán de mí.
  • Para qué te desgastas
  • No lo hice porque tú no me dijiste que tenía que hacerlo
  • Lo que pasa es que estás cansado/enfermo/con problemas y te desquitas conmigo
  • No lo hice porque siempre quieres hacerlo todo tú
  • No les hagas caso, no vas a hacerles cambiar, no tienen remedio
  • Se ve mal ¡Qué van a pensar de ti?
  • Los/las mujeres/hombres/niños decentes no hacen ni dicen estas cosas
  • ¿Qué estás tratando de hacerme? ¡Con lo que me he sacrificado y tu no lo agradeces!
Si todo esto no te funciona, sigue el ejemplo de los siguientes "maestros":
  • Harry Warner (Presidente de la Warner Bros en 1927): ¿a quién diablos le interesa escuchar hablar a los actores?
  • Discográfica Decca Record cuando aparecieron los Beatles: Los grupos con guitarras están en vías de desaparición
  • Lord Kelvin, un importante químico del siglo XIX: Máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles.
  • El prestigioso banquero que le aconsejó a Henry Ford de no invertir en el coche: El caballo esta aquí para quedarse, pero el automóvil es solo una novedad, un capricho.
Si sigues estos consejos garantizamos lo más cercano al éxito al que podemos llegar, de acuerdo a nuestra filosofía: No dejes hacer al prójimo lo que tu eres incapaz de lograr...

Algunas de las citas se han tomado de: http://ezequielponce.wordpress.com/2008/06/25/asesinos-de-la-creatividad

4 comentarios:

Rodolfo Serrano dijo...

Gracias por tu visita. Es verdad que la tecnología sirve, a veces, para cosas buenas, como conocerte

Incombustible dijo...

¡Muchas gracias! Es un honor tenerte por aquí y ojalá que vuelvas pronto

Miriam dijo...

Bueno, me has dejado sin palabras. Todos tus consejos son más que acertados y los seguiré al pie de la letra. Es que a veces me olvido y tengo la tonta idea que las cosas que se me ocurren para mejorar pueden funcionar...
Pero tus palabras me han despertado, estaré alerta para no dejar que la mediocridad me abandone... no sea cosa que los demás mediocres puedan opacarme...
Creo que eres brillante!
Besos mil y arriba con los clavos que sobresalen! si son fuertes pueden doblarse pero seguirán en su sitio firmes!

Cecilia Alameda Sol dijo...

¡cuántos adictos hay a nuestro alrededor que practican ya este arte! Y ¡cuántos de ellos están en puestos de responsabilidad y controlando el quehacer de otras personas menos mediocres que ellos!