MUSICA

jueves, 24 de julio de 2008

Huérfana de recuerdos....¿O no?

Dedicada a Rodolfo Serrano periodista y poeta, quien inspiró estos recuerdos, en su entrada "Mi barrio". Le regalo , si me lo permite, también esta canción:

MI MÉXICO DE AYER
Urcloud.com


De repente, me he sentido huérfana de recuerdos sobre mi barrio (viví en tres lugares distintos, cuando pequeña y siempre en la Ciudad de México). Quiso la fortuna concederme un abuelo, tan pero tan listo, que me regaló muchos relatos sobre la ciudad, haciéndome partícipe de ellos. Siempre comenzaban con algo parecido a: "¿Te acuerdas hija del torero que vivió hace 25 años en la casa tal" (cuando yo tenía, cuando mucho, 9 añitos). Mis tíos decían que estaba chocheando, pero yo prefiero pensar que lo hacía aposta, dada la lucidez de su recuerdo y de su exquisita habilidad de narrador. La Ciudad que le tocó vivir a mi abuelo, cuando niño, era una que venía recuperándose de la conmoción que provocó la Revolución Mexicana, allá por los años 20. Llamada "La Ciudad de los Palacios" , en la "Región más transparente del aire"; una ciudad en la que, para desplazarse, se utilizaban el famoso "Tren de mulitas" o las coquetas "Calandrias". Una ciudad donde sus habitantes, en vacaciones o fines de semana, se iban de paseo a lugares, entonces lejanos, como Xochimilco o San Ángel (ahora se puede llegar en tren subterráneo o en autobús, y el viaje tarda alrededor de 20 minutos, desde mi casa).

Tren de mulitas, Calandria , Anafr
e y comales, Gorditas de nata y Tamales

Mi abuelo contaba que,"en sus tiempos", la gente iba a comprar flores a Xochimilco y pescado a Santa Anita, utilizando para ello las barcazas que navegaban en los canales que todavía existían en la ciudad (esos canales, lamentablemente, se encuentran entubados pues, sobre ellos, corren las grandes avenidas de Tlalpan y el Viaducto).

A el le tocó ver como, poco a poco, la Ciudad de México se iba convirtiendo en la gran urbe que es hoy en día: millones de habitantes, kilómetros de asfalto, construcción de multifamiliares y grandes edificios. Pero, también, la construcción de Ciudad Universitaria y los murales de Diego Rivera en diferentes lugares. El primer terremoto que tiró al Ángel de la Independencia , de la torre en donde parecía vigilar la calle de Reforma. Se divirtió mucho cuando, las encopetadas damas de la época, le colocaron un taparrabos, a la Diana Cazadora en su fuente, para cubrir las partes "privadas". La inauguración del metro, las olimpiadas del 68 y dos campeonatos mundiales de futból. Fue de los pocos afortunados en vivir una época de señores de bastón y bombín (Tardán, la marca que él siempre usó) y damas de abanico. De las serenatas en donde se cargaba el piano, en un camión de mudanza, para ir a cantarle a la novia. De los helados en Coyoacán y de cuando cantar el Himno Naciona l, en el zócalo la noche del 16 de septiembre, no implicaba el gran despliegue de seguridad de hoy en día, pues entonces los presidentes todavía eran populares.

Chichicuilote, Comal y tortillas, Atole champurrado, Capirotada y Aguamiel

Le tocó escuchar, vivos, a Consuelito Velázquez, Tata Nacho
, Pedro infante y Jorge Negrete; así como el nacimiento artístico de Cantinflas y tantos otros. Lamentablemente, también le tocó ver como, durante el terremoto de 1985, su querida ciudad, cambió por completo: edificios que le eran familiares (como aquel donde se encontraba su consultorio) desaparecieron; el hotel Regis, donde se encontraba uno de los murales más famosos de Rivera y donde acostumbraba irse a tomar un café después del trabajo, hecho polvo. La Plaza Garibaldi enmudecida entre escombros y astillas de guitarrones de los mariachis que ahí se reunían ( y siguen haciéndolo) para ofrecer sus servicios a los noctámbulos.

Contempló, un tanto escandalizado, las primeras marchas y manifestaciones multitudinarias en el Zócalo, entre Palacio Nacional y la Catedral, de los habitantes, estudiantes, campesinos con diferentes reclamos hacia el gobierno.


Azucarillos, Mezcal y pencas, Tejocotes, Piloncillo y Quinto (cinco centavos)

Ya no le tocó ver a la Ciudad reconstruída, ni algunas de las heridas abiertas que tenemos (barrios marginales, pobreza y corrupción). Pero mucho de lo que vieron sus ojos me fue transmitido a mí, en forma de recuerdo...un recuerdo prestado en donde él me convertía en su cómplice con aquella frase entrañable: "Te acuerdas, hija, que hace 30 años....."

¡Anda! Me acabo de dar cuenta que no estoy huérfana del todo.

Esta es la Ciudad que hoy ven mis ojos:

15 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Impresionan las ciudades tan pobladas, tan descomunales, tan difíciles de soportar a veces.

DRIADA dijo...

Acabo de descubrirte y dos cosas quiero decir ; la pirmera que me ha gustado mucho tu escrito es precioso a mi esto de los recuerdos creo que es muy muy venerable y la segunda me ha llamado la atencion en tu perfil que dices que eres maestra de apoyo , yo soy maestra , maestra vieja ya, pero admiro mucho a mis compañeras que como tu os dedicais a dar la ayuda necesaria allá cuando hace falta .... que es mucha veces.
Desde Cataluña España un saludo

Incombustible dijo...

Cecilia y Driada:

Muchas gracias por sus comentarios. Efectivamente, ciudades como la mía, a veces, son difíciles de soportar y sin embargo, como diría Sabina, a la mía la quiero mucho en función de los recuerdos y las personas que conozco.
En cuanto a los recuerdos, yo provengo de una familia que habla mucho, todo el tiempo (a veces, como a la ciudad, es difícil soportar jejeje porque parecemos enemigos del silencio) y a través de la palabra, nos hemos enterado no sólo de la historia que estudiamos en la escuela, llena de próceres y caudillos, si no también de costumbres que difícilmente podríamos encontrar en los libros. En fin, creo que aquello de la "tradición oral", si bien a veces está llena de imprecisiones, muchas más da cuenta de lo realmente importante: la gente común y las cosas a las que ha tenido que adaptarse.

besos a las dos y vuelvan pronto.

Miriam dijo...

Incombustible, la introspección te ha llevado a los recuerdos mas queridos.
Uno nunca es huérfano si tuvo abuelos a los que pudo disfrutar...
Hermosos recuerdos, amor del puro.
Estás recuperándote de los últimos días recuperando tus raíces, tus afectos...
Besos

Incombustible dijo...

Gracias Miriam... es verdad, llevo unos días que no sé si llamarlos tristes o sólo nostálgicos.
La fortuna es que tengo un estúpido optimismo (dicho cariñosamente , por supuesto) o, como alguien decía, un "pesimismo ilustrado": cuento con "asideros" que impiden que lo que quiere arrastarme al fondo, tenga éxito.
El asidero más grande, por supuesto, es mi familia que es muy parecida a la de los Locos Adams: gente de todos los colores y, pero todos con una boca muy grande jejeje, todos hechos pa´fuera, para no guardarse nada, lo que permite que no acumulemos presión.

El otro asidero importante son mis amigos y, como no sé administrarme con ellos, algunos de los que tengo cerca físicamente , consciente o inconscientemente, me han estado pegando una paliza. Curiosamente, los amigos alejados geográficamente de mí (como tú, por ejemplo) me han estado sosteniendo en estos momentos.

Fíjate si será curioso que yo, cuando saludo, siempre doy un abrazo, que se sienten bien en cualquier momento. Como tu dices, el cuerpo tiene un lenguaje que, a veces, los oídos no comprenden o no escuchan. Yo no bailo (bueno, en fiestas y eso claro y con el mínimo decoro en cuanto al ritmo), pero he aprendido que, a la gente, no la abrazan lo suficiente. Cuando damos un abrazo, creo yo, recibimos más de lo que estamos dando.

Por eso, gracias por tus abrazos, y los de todos que me hacen favor de enviármelos, sin haberme visto nunca siquiera.

My dijo...

"El tiempo vuela..
también el alma.."
En octubre emprenderé el viaje que lleva ocupando los sueños de mis noches durante más de dos años.
Volaré a méxico desde Cartagena, mi riconcito del Sur de España.. aún no se si viajo sola o acompañada pero eso es lo de menos, voy a encontrarme con mis viejos amigos.

Ellos se pasaban los dias hablandome de todas estas cosas.. de su país, de su gente, de los viejos recuerdos que aún les asaltaban por las noches al pasear por esas calles.. me contaban también otras historias de sus abuelos y yo intentaba esbozar alguna sonrisa.. imaginando lo bonito que podría haber sido conocer a los mios.

Que lindo que se quedasen plasmados en tu retina tantos recuerdos de tu abuelo, así ahora puedes ver a través de sus ojos lo que él vivió.

Ha sido un placer llegar hasta aqui.
Muy bonita la dedicatoria a Rodolfo, seguro que le gustará mucho, parece un gran señor.

Un abrazo muy fuerte.
Miryam.

Miriam dijo...

Querida Incombustible, primero gracias por nombrarme como amiga. Es increíble pero real, aquí hacemos nuevos y buenos amigos a veces sin nisiquiera conosernos las caras.
No hace falta bailar para saber sobre el cuerpo, lo bueno es eso, saber sin bailar.
En mi última entrada encontrarás más respuestas a lo que tu dices sobre el cuerpo.
Gracias por tu abrazo se siente y fuerte!! Yo desde aquí te envío otro!!
Muchos besos ruidosos!!

Incombustible dijo...

My:

Gracias por visitarme y cualquier cosa que se te ofrezca, ahora que vengas a México, no tienes más que pedirla. Te dejó mi correo (a ti y, aprovechando la ocasión), a todos los que deseen escribirme), para lo que se ofrezca: incombustible5@gmail.com.
La dedicatoria a Don Rodolfo intenta ser un pequeño homenaje a un señor capaz de despertar sentimientos y recuerdos, en gente que está, incluso, tan lejos geográficamente. El abuelo que te menciono es, como muchas de mis joyas, un abuelo prestado en cierta forma (era padre, de mi padrastro) pero es mío, finalmente, porque , independientemente del lazo sanguíneo, me acogió en su corazón con la misma infinita ternura que todos los abuelos acogen a sus nietos.

Miriam: Si es que lo mejor que sé hacer, es bailar con los ojos jejeje. Y nada, que la nostalgia se me va a ir pasando pronto gracias a ti y a las personas que este blog me está regalando...lo tengo aprendido: cuando parece que se te cierra una puerta, se abren múltiples ventanas.

Besos y abrazos, desde la alegría de conocerlas.

Cartas que nunca escribí dijo...

Es de agradecer en primer lugar, tu visita al espacio donde dejo plasmadas, Las cartas que nunca escribí. Por otro lado , me felicito el devolver el camino andado por ti, ya que me ha dado la oportunidad de saber de ti y de tu maravilloso lugar. Tus escritos , tus vivencias , llegan hondo y se quedan plasmadas en una.
Gracias y ahora , te felicito de todo corazón.

JL Martínez Hens dijo...

Yo también tuve dos abuelos memorables. Si algún día consigo convencer a mi mujer para dar la vuelta al mundo con una mochila y una de esas tarifas especiales, te visito. Ya no compro lotería. Me he comprado una hucha y voy a meter allí los euros que me gastaría en lotería. Creo que con paciencia dará resultado. Soy un padre de familia pero el espíritu aventurero no lo he perdido.

Saludos hispanos.

Incombustible dijo...

Amiga epistolar:

Gracias por la visita y el comentario. Tu espacio es muy bello, se puede sentir como si el papel crujiera cuando deslizas el bolígrafo sobre él. Me alegro mucho que te guste este rinconcito, mexicano de nacimiento, internacional de corazón. Besos y yo, también, andaré el camino hacioa tu blog nuevamente.

Mi querido José Luis, el mundo no es tan ancho y, estoy segura, que coincidiremos uno de estos días. Seguro que sí, como que eres el "padrino" de mi blog jejeje.

Besos a ti y a tus princesas.

Rodolfo Serrano dijo...

Maravillosos recuerdos que son nuestra vida. Me has emocionado, con tus recuerdos y tu canción.Mencionas la Plaza Garibaldi que conozco sólo a trevés de una canción de Ismael Serrano y que para muchos españoles fue un acercamiento a tu ciudad. No sé si la conoces, pero es una historia muy bella del amor de una niña fresa madrileña y un mariacho. La puedes encontarr en www.ismaelserrano.com, en la sección de canciones.
Gracias por tus palabras. U beso desde Madrid.

JL Martínez Hens dijo...

POR FAVOR REENVIAR ESTE MENSAJE A TODAS LAS PERSONAS QUE CONOZCÁIS:

Si conoces a alguien en Sevilla que pudiera tener el grupo sanguíneo AB y esté dispuesto a donar sangre, ayudanos.

En el hospital de FREMAP SEVILLA hay un chiquitín de dos años ingresado con leucemia que necesita urgentemente unos 15 donantes.

Por favor reenvía este correo a quien conozcas.

Si encuentras a alguien, puede ponerse en contacto con el padre, Miguel, en el 625 66 99 33.

Maria Nieves Martínez y Merino
Inspectora Médico
Inspección de Servicios Sanitarios
Consejería de Salud - Cádiz
mnieves.martinez@juntadeandalucia.es

JL Martínez Hens dijo...

Por favor no tengais en cuenta mi mensaje. Parece ser una estafa.

Incombustible dijo...

Me siento muy honrada por su visita, por el comentario y por compartir a la maravillosa gente que ha entrado desde su espacio a este rincón.Ya escuché la canción y me encantó. No la conocía, pero entrando a la página de Ismael he visto que tiene planeado venir a México...así que me voy a poner lista para no perdérmelo.

José Luis: Así de momento, espero sea una estafa y que no haya ningún niño en necesidad del tipo de apoyo que solicita el mensaje, ni padres así de angustiados. Es de agradecer, empero, que exista gente como tú: solidaria y generosa. Gente que nos recuerde que, en algún lugar hay alguien que nos necesita.

Besos a los dos, son unos grandes caballeros.