MUSICA

martes, 8 de julio de 2008

Música y Diversidad


Algunas entradas, así como los visitantes y sus comentarios, dan razones para escribir algo nuevo o para ir cambiando el diseño del blog. Pues bien, esta entrada no es la excepción: observando el mapa de vistantes, hace dos noches, me encontré con la agradable sorpresa de observar que alguien, desde algún lugar de Alemania, estaba conectado en este blog.
La visita no tendría nada de extraordinario pues yo misma (como creo que pasa con todos los que navegan la red, buscando información) he pasado por algunos blogs y páginas web que aparecen "categorizados" por los motores de búsqueda . La visita se registra, aunque el visitante haya caído ahí por casualidad y sólo haya estado algunos minutos. Lo extraordinario, del misterioso visitante de Alemania, fue que permaneció conectado el suficiente tiempo como para hacerme imaginar varias historias: Quizá sería un emigrante hispano (dado que este blog está escrito en español); quizá este "Imaginario" hispano llevaba tiempo en otro país y extrañaba leer algo en español (como me sucedió a mí cuando viví en Japón). También pudiera ser un alemán que hablara español o que esté aprendiéndolo...en fin, las posibilidades son tantas, de acuerdo al grado de ilusión (o de ego jejeje) que haya podido despertar esa estrella azul en el mapa.
Dicha estrella, además, me hizo recordar que, en otra entrada, alguien de Guinea ecuatorial se tomó la molestia de hacerme un comentario y dejarme la dirección de su página web y de que, otros otros visitantes han pasado por aquí y, por el lugar de donde provienen, puedo suponer que han regresado, por lo menos un par de veces más sin escribir un comentario. Cierto es que me encantaría leerles alguna vez, pero no hace falta: escriban o no comentarios se agradece infinitamente la visita y la capacidad que la misma tiene, para hacerme abrir mi blog, como quien abre un regalo. En esta ocasión, además de inventarme cuatro o cinco historias diferentes, la estrellita azul me llevó de la mano por una serie de lugares que, en ocasiones despertaron un recuerdo y, en muchas más, me hicieron conocer algunos datos y, lo que es más importante, las voces de gente alrededor del mundo.

Verán, yo es que estaba por abrir una entrada explicándo algunos de los cambios que hice en el diseño del blog. Para ilustrar la entrada, me metí al buscador de imágenes de google, utilizando "diversidad", como palabra clave. Como Google no adivina, me abrió alrededor de 50 páginas distintas. Resultado: encontré imágenes que tenían que ver con la biodiversidad, con la diversidad de géneros, la cultural, la étnica, la linguística, política...en fin. Y cada vez que abría dichas imágenes, me iban apareciendo otros temas relacionados: "Aldea "global", "ciudadano del mundo". Bueno, decirles que de ahí a conocer las páginas de aniversario de los Derechos Humanos, las organizaciones sociales y demás que se les puedan ocurrir, todo fue como no dormir y darle vueltas al torrente de información que iba apareciendo en la pantalla.

En este proceso estaba, cuando me encontré con el blog de una chica alemana, que está viviendo en Japón (más o menos por el área donde yo vivía) y que, entre sus entradas, tiene una dedicada a un Museo muy especial que existe en la ciudad de Inuyama: "Little World", que es el "Museo del hombre", construído al aire libre, como parque temático. "Little world presenta edificaciones de aldeas, villas o pueblos de, al menos, 22 países del mundo. En el lugar, además, se puede degustar comida de los países expuestos, así como comprar diferentes cosas, desde incienso de la India hasta chocolate suizo. Tienen foros al aire libre, donde se presentan espectáculos de danza o tomar minitalleres en la fabricación de algunos productos artesanales. Valga la comparación, eso sería una especia de Disney antropológico.
La visita por ese blog, me hizo recordar que tuve la oportunidad de ir ahí, con una amiga española y otro dominicano: lo mucho que nos divertimos, el orgullo de mi amigo caribeño cuando pudimos ver a un grupo de danza dominicana, bailando merengue; lo mucho que reímos cuando tratamos de fotografiar, a escondidas, a un luchador de sumo, muy famoso, que iba con su familia y la vez que nos quedamos sin habla al ver un mural fotográfico con los rostros de diferentes habitantes de la tierra.

Decirles que ese recuerdo, me llevó a otros sería una obviedad, Lo que puedo comentar es que, aunque aquello de la "aldea global" como utopía, y las críticas a McLuhan (creo recordar que así se escribe jejeje) o eso otro de considerar "rojo de mierda" a quien se asume como "Ciudadano del mundo"...pues es decir mucho. Lo digo basado en mis recuerdos y experiencia, que conste, porque no soy socióloga: no sé si ya lo he mencionado, pero tuve la oportunidad de vivir en un dormitorio internacional, mientras estuve becada en Japón, y aquello era una Torre de Babel. Eramos un mini "Little world": chinos, coreanos, españoles, nicaragüenses, rumanos, gaboneses, sudafricanos, malayos...bueno, como cajón de sastre diríamos. Y es bien cierto que no siempre vivíamos en armonía, pues muchas veces nos gritamos, nos quejamos, dejamos de hablarnos y, al enfurecer, nos soltábamos frases xenofóbicas...en un país que no era el nuestro, para colmo de la incongruencia. Pero quizá era la cosa de adaptarnos, convivir, ponernos en el zapato del otro y comprender que éramos vecinos y que íbamos a estar juntos durante mucho tiempo, nos gustara o no. Comprender que todos ahí éramos extranjeros y que había tareas que debíamos compartir: tirar la basura, cuidar las instalaciones, cocinar y comer; ganarle la batalla a las cucarachas (es que en verano son una verdadera plaga) y darnos a entender en un idioma común , que además no era el japonés ya que , unos más que otros, estábamos todavía aprendiéndolo. Bueno, tuvimos incluso que elaborar una lengua para cubrir nuestras deficiencias linguísticas: muchas veces en inglés, otras con palabras japonesas (porque la palabra inglesa no la sabíamos), las más de las veces a señas e, inclusive, con alguna palabra del idioma del otro que habíamos tenido la suerte de comprender.

En fin, quizá sería que éramos una minoría o quizá que estábamos en un espacio reducido pero, para mí, fue la prueba de que cuando comprendemos que lo diferente no es malo ni bueno, sino éso: diferente, están de más todas las teorías sociológicas que tratan de explicar la posibilidad o la utopía de estar todos juntos, compartiendo un tiempo y un espacio específico.
Ahora, se estarán preguntando ¿Dónde está la música en todo esto?

Pues bien, obviando las metáforas que pudiera hacer al respecto (fáciles o elaboradas)...pues en que lo que yo quería comunicar, en un principio, era que he eliminiado el visor de fotos y el de música de mi página en Punto Hispano por aquello de no hacer más lento el blog y, en lugar de ello, he colocado un player de Myflashfetish, en donde intenté colocar música representativa de los países desde donde me hacen favor de visitarme, primero porque la música me encanta y, segundo, porque abrir una entrada por cada visitante puede provocar que me vuelva monotémática y me repita, así que no se me ha ocurrido mejor forma de agradecer, que ir incluyendo alguna melodía que les sea propia . Sin embargo, como no tengo el conocimiento de un mapamundi cultural todavía ( y afortunadamente porque así conservo la capacidad para sorprenderme), les pediría de favor que, si coloco alguna canción que yo crea pertenece a su país y luego resulta que no, que es algo que me suena así, por cuestiones de estereotipo, me lo hagan saber.
Para terminar, decirles que el visor de fotos y de música que eliminé aquí, está disponible por si los quieren ver, en el enlace a Punto Hispano que tengo colocado en la barra lateral.

7 comentarios:

JL Martínez Hens dijo...

En el año 2000 asistí con la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España, la UNED, a un Congreso en la sede de la Onu en Ginebra titulado Los derechos humanos en la "diversidad" cultural para la paz. Justo antes de las Torres Gemelas, que lo han fastidiado todo.

Te habría encantado. De todas formas hay nuevos inventos como el que hoy comento en mi blog para potenciar la cultura en nuestro globo terraqueo.

Só Eu dijo...

Nunca México e Portugal estiveram tão próximos. Basta um clique!
É reconfortante saber que nos leem longe do nosso país. E olha que muitas vezes não é mero acaso.
Gosto de te ler.
Beijinhos (quase que dá para sentir tão próximo que estamos...)

Incombustible dijo...

Gracias José Luis. Me alegra mucho verte de nuevo por aquí. Siempre que paso por tu blog me queda un calorcillo en el corazón, que contrarresta el lluvioso 8y muy frío) verano que estamos viviendo en mi ciudad.

só eu, debo confesar que sé muy poco de música portuguesa (la que conozco se la he escuchado a algunas Tunas universitarias, con las que he coincidio en algunos certámenes) y, por tanto, a la hora de buscar una canción, me dió un poco de temor a equivocarme y colocar algo que me sonara "portugués2 pero que no fuera originario de tu país. Me alegra mucho saber que no fue así.

Y sí, estamos cerca todos..."vecinos de este mundo por un rato". Y saber que las fronteras no son algo natural y las distancias son cada vez más cortas, como que le alegra a una el corazón.


Besos y Beijinhos a los dos

Miriam dijo...

Hola Incombustible! y gracias por Astor Piazzola el es bien argentino. El tema que pusiste es para mí el mas lindo "Adios nonino".
Gracias de nuevo y para tí está dedicada mi última entrada. Espero que te guste.
Besos

begoyrafa dijo...

Hola, me paso por tu blog atráído por el toque Sabinero del nombre.
Lo que sucede es que este paso se está convirtiendo en algo más largo, me estoy leyendo varias entradas y me gusta lo que leo.
Un abrazo
Rafa

Incombustible dijo...

Diría yo que no importa como has llegado, sino que ya estás aquí.

El título "sabinero" no es por casualidad...yo soy de las que creen que Sabina, en cada canción, refleja pedazos de los que se compone mi historia.

En mi antiguo blog tengo algunas entradas con las letras de Sabina, como fondo (en este caso, de una música que se lee). El blog, en concreto, fue el primero que hice y, es mi intención trasladar, poco a poco, algunas de esas entradas a éste.
Y tiene nombre sabinero también: "La del pirata cojo". El enlace lo he puesto en la barra lateral, por si te apetece leerlo.

Gracias por visitarme y vuelve pronto

Cecilia Alameda dijo...

Me gusta la idea de la aldea global, me gusta sentirme parecida a otras personas de otros países, otras lenguas y otras culturas. Me gusta conectar con las páginas de quien habita a tantos kilómetros de distancia de mi casa. Por eso estoy aquí.