MUSICA

miércoles, 6 de agosto de 2008

Entre las almas y entre las rosas, hay semejanzas maravillosas

Mi amiga Driada me dejó escoger una rosa, de su bello jardín, para tenerla aquí en mi espacio. Elegí la que pueden ver en la barra lateral (ROCIO ELIAS), que es una rosa que le regaló su hijo. Me gustó por el detalle del botón que se ve detrás: me habla mucho de esperanza a punto de florecer.

Tratando de encontrar un marco especial para este regalo, me fui a navegar por la red. Viendo como a algunos las rosas les traían recuerdos de la receta de Laura Esquivel, en "Como agua para chocolate", me acordé de un platillo que tuve la ocasión de probar, en un restaurante cercano al Palacio de Minería , en el centro de la Ciudad de México: tarta de rosas y almendras. Así pues, en la red estuve buscando recetas de cocina, con pétalos de rosa como ingrediente. Encontré cientos de ellas: desde jaleas y mermeladas, hasta licores. Luego me acordé que, en Xochimilco, las neverías locales hacen "helados" (o sorbetes, como puede ser que les llamen en otros lugares) con distintas flores. De ahí a recordar tres canciones de Ricardo Palmerín (compositor yucateco), todo fue como abrir la gaveta de mi madre para escucharlas: "Dos rosas" , "El rosal enfermo" y "Semejanzas".

"Semejanzas" me llevó, nuevamente, al jardín de Driada pues, en una de sus entradas, habla de rosas con nombre de poetas. Yo no sé si tengo un pensamiento circular, pero de lo que estoy segura es de que las casualidades no existen. Les pongo la letra de la canción , en tanto consigo el permiso de mi madre para convertirla en mp3 (es que el disco es de los antiguos, de vinil):

Entre las almas y entre las rosas
hay semejanzas maravillosas,
las almas puras son rosas blancas
y las que sangran son rosas rojas.

Y si sus sueños a un alma arrancas
es una rosa que cruel deshojan
entre las almas y entre las rosas
hay semejanzas maravillosas

Almas que hieren con sus inquinas,
almas que un fuego de amor consume,
rosas que punzan con sus espinas
rosas que besan con su perfume.

Almas enfermas de amargas cuitas,
rosas ajadas, mustias, marchitas,
entre las almas y entre las rosas
hay semejanzas maravillosas.

Ricardo Palmerín, padre del "bambuco" yucateco, nació en un pueblo de la llamada "Tierra del Faisán y del Venado" (Yucatán), llamado Tekax. Tierra de trovadores y de artistas de la talla de Guty Cárdenas, Luis Dememtrio y, quizá el más conocido, Armando Manzanero. Las canciones que componen la llamada "Trova Yucateca", son todas verdaderos poemas donde, el lenguaje, adquiere tintes verdaderamente sublimes.

Por si alguien está interesado en conocer algunas composiciones, les dejó los siguientes enlaces:
Dzunum
Canciones yucatecas
Mientras, les dejo esta canción, también de Ricardo Palmerín: "Peregrina", interpretada por Eugenia León y la Orquesta Sinfónica de Egipto

5 comentarios:

Miriam dijo...

Si amiga, cuando Dríada me regaló su rosa (yo elegí la Perla Negra) imaginé que ella como ninfa, venía entre sus pétalos.
Cuanto amor ronda entre nosotros, aquí desde este lugar que para mí hasta llegar al blog, era frío y lejano.
Cuanto bien nos hace...
Besos

titofarpas dijo...

Já voltei de férias e o teu blog continua fantástico...
Boa semana

Hecha de silencios dijo...

Abrazo en ti a Mexico. Vine en busca del necesario abrazo, gracias por tus palabras de aliento que desde el fondo del alma te agradezco, Vendré tambien a visitarte, sinceramente me impresiono muy gratamente tu visita.
Elba

Incombustible dijo...

Elba, gracias por la visita y eres bienvenida cuando quieras. Mi casa está llena de papeles arrugados y, como lo dije en una entrada, repleta de nostalgias y de sueños...pero también hay muchos abrazos que son un regalo circular, das mucho en ellos, pero recibes mucho más. Besos

jose antonio dijo...

queria amiga la musica de la cancion Semejanzas es de Guty Cardenas y no de Ricardo Palmerín,
un abrazo