MUSICA

miércoles, 24 de septiembre de 2008

De todo, como en botica...

Cuando abrí este espacio, tenía la firme convicción de colgar aquí , únicamente, esos intentos literarios que he ido escribiendo a lo largo del tiempo. Pero no hay caso, este blog no tiene ni pies ni cabeza y me refleja entera: me pierdo en muchos intereses diferentes y elaboro esos "ladrillos" que tan amablemente me hacen favor de comentar.

Pues bien, esta entrada no va a ser la excepción así que, abusando de su paciencia, ahí les va:
Primero, quiero agradecer a todos los que siguieron el maratón sobre Guanajuato , en verdad disfrute mucho escribiendo esas entradas y leyendo sus comentarios. Lo que me faltaría es verlos por aquí, en alguna ocasión, para llevarlos a tantos otros lugares de los que ya no hablé en este espacio: el Museo de las momias, el Mercado (para comprar charamuscas o comernos unas tortas de carnitas) o, si les apetece, irnos de "callejoneada" con la  Estudiantina de la Universidad (igual no les gusta ese tipo de música, pero es una buena excusa para pasear , en la noche, por la ciudad). Luego de subir y bajar por Guanajuato, de regreso al D.F. (mi ciudad) podríamos irnos a comprar fresas a Irapuato, cajeta (dulce de leche, que ya sé que en Argentina suena mal jejeje) a Celaya, zapatos a León, etc. Quizá un sueño difícil de cumplir por las distancias, pero me gusta imaginarnos a todos nosotros de paseo en nuestras respectivas ciudades, compartiendo esos rincones que cada uno de nosotros conoce en los lugares que habita.
Lo segundo es compartir otras dos joyas humanas, del tipo que hacen que, navegar entre tanto que hay en el internet, valga la pena: el blog de Pedro (La Acequia), que es un espacio exquisito, propio del caballero del buen decir que es él, pero no se les voy a describir porque Rafa lo ha hecho mejor que yo y para qué me meto en camisa de once varas, solo recomendar que lo añadan entre sus favoritos. La otra joya es Migdalia (Selva sombra) quien, desde sus nosécuantos blogs (yo había visto tres, pero ya tiene más), a través de la poesía, nos regala trocitos de su corazón.

Otra cosa que quiero compartir es la invitación, de nadxi, para participar como autora en su Café de Medianoche. Se trata de un experimento entre las dos (uno más organizado, porque ella es la compañera que logra llamarme al orden de vez en cuando) y un juglar particular (arctus) que vamos a ver como se las apaña con estas dos personalidades femeninas, tan diferentes. De momento solo he escrito una entrada, con algo que ya había puesto aquí, sin embargo me hicieron favor ya de aparecer dos entrañables amigos: José Luis Y Miriam, para comentarlas (el otro comentarista ha sido un amigo de José Luis). Muchas gracias a los tres.

Y por último, comentarles que llevaba un par de meses tratando de convencer a mi piraña mayor (o sea, mi adolescente de doce años) de que abriera un blog. Pues bien, la perseverancia materna se anota un triunfo: estamos en la etapa de elegir el diseño, lo que quizá tome un tiempo, porque la nena todavía no decide si prefiere el tema de hadas, el de la Alicia en el país de las Maravillas (la versión antigua, que no la de Disney) o el de gatos. Por lo pronto, y como lo único que le he visto escribir es su diario, casi no puedo esperar a ver sobre qué cosas querrá decir en ese espacio (complejo de mamá cuervo que a veces se le escapa a una).

4 comentarios:

DRIADA dijo...

He disfrutado mucho con tus itinerarios¡ que más quisiera yo que poder hacer un recorrido como el que ofreces y la música me parece ideal para un recorrido callejero tan pintoresco.
Bueno y sobre todo eso de colaboraciones pues ya me diras me gustaria seguir leyendote.
Y si desde luego consigues que tu peque haga un blog pues es que es una niña docil porque yo al mio que ya es bastante mayorcito ahora cuando de peque le proponia algo él elegia justo lo contrario . Asi que suerte
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias por tus palabras y por recomendar mi blog.
Aquí, en el tuyo, me gustan las historias y las palabras con calma. Y es un placer seguirte por las calles de Guanajuato.

Incombustible dijo...

Driada: Me está mal decirlo, pero mi piraña tiene su genio (apenas comienza la batalla hormonal jejej)...pero una de sus virtudes es la de no negarse a experimentar cosas nuevas. Escribir, escribe lo que le encargan en la escuela. Es más bien la pintora de la casa. Por eso he estado insistiéndole que, ahora, trate también de "pintar" con la palabra.
Y, si pudieras venir a México, sabes que tienes una casa (sobrepoblada porque somos 5 mujeres ) pero, como dice mi mamá, todo es cuestión de echarle más agua a la sopa.


Pedro, no hay de qué agradecer, en verdad disfruto mucho leyendo tu blog. Acá escribo de todo...hasta algunas palabras no tan calmas jejeje. Lo que si es que, después del maratón vamos a ver si logro mantener el blog.

Un beso a los dos

Miriam dijo...

Lo anterior excelente! pero te digo que yo disfruto mucho de estas entradas también, que como tu dices te pintan de cuerpo entera.
Me hacen pensar que estamos conversando café por medio.
Me es casi imposible entrar mas seguido pero quiero que sepas que apenas puedo, me tomo el tiempo y recorro todo tu espacio para leer lo que no he podido.
A ti y a unos cuantos mas los llevo en mis corazones!
Besos!